Efectos del tabaco en la salud bucal

problemas-dentales

Probablemente ya sepas que fumar es malo para tu salud. Puede causar varios problemas de salud en general, incluida la reducción de la fertilidad, enfermedades cardíacas y cáncer. Pero, ¿cómo afecta a la boca, las encías y los dientes? Aquí describimos varios efectos en tu salud bucal, desde dientes manchados hasta cáncer bucal, y algunos consejos para proteger tu sonrisa.

Dientes manchados

Fumar puede manchar los dientes. Cuando fumas, la nicotina y el alquitrán del tabaco que se encuentran en los cigarrillos, pueden asentarse en el esmalte dental (la capa exterior delgada de los dientes). Esto puede hacer que tus dientes se vuelvan amarillos muy rápidamente y, si fumas mucho, tus dientes podrían eventualmente volverse marrones.

Las manchas de tabaco a menudo son difíciles de eliminar, pero generalmente se pueden tratar con un tratamiento profesional de eliminación de manchas y blanqueamiento dental, realizado o recetado por tu dentista.

Enfermedad de las encías

En España, el 80 % de los adultos tienen algún tipo de enfermedad de las encías. Si fumas, es aún más probable que desarrolles la afección y  empeore rápidamente. La enfermedad de las encías ocurre cuando la placa bacteriana (una película pegajosa que se forma en los dientes) se acumula en la línea de las encías. Si no se trata, puede provocar la pérdida de dientes y otros problemas de salud graves.

Para los fumadores, también es difícil combatir la enfermedad de las encías, ya que fumar debilita el sistema inmunológico. Y después de que sus encías se han dañado, la curación es más difícil ,ya que fumar reduce la cantidad de oxígeno en el torrente sanguíneo.

Detectar la enfermedad de las encías también puede ser difícil, ya que fumar puede enmascarar algunos de los síntomas. Un signo típico es el sangrado de las encías al cepillarse los dientes y usar hilo dental, lo que puede no ocurrir si fuma, ya que la nicotina disminuye el flujo de sangre a las encías. Es importante visitar a tu dentista para chequeos regulares. Él podrá detectar problemas como la enfermedad de las encías y tratarlos a tiempo.

Mal aliento y pérdida del gusto

Cuando fumas, el olor del tabaco puede persistir en tu aliento. Y fumar puede causar sequedad en la boca y hacer que la enfermedad de las encías sea más probable, lo que puede provocar mal aliento, también conocido como halitosis.

Además de afectar el aliento, fumar también puede afectar los sentidos y provocar la pérdida del olfato y el gusto.

Larga curación después del tratamiento

Los fumadores tienen más probabilidades de experimentar dolor después de la cirugía oral y tiempos de curación más prolongados debido a la disminución del flujo sanguíneo con menos oxígeno. Después de las extracciones dentales, tiene un mayor riesgo de desarrollar una cavidad dental vacía que no cicatriza bien, conocida como «alveolo seco», lo cual puede ser doloroso. Y si tiene implantes dentales, fumar puede dificultar su curación y aumentar las probabilidades de que fallen.

Antes del tratamiento, tu dentista tomará un historial médico completo, incluido tu historial de tabaquismo, para ayudar a determinar su idoneidad y brindarle recomendaciones. Y si experimentas dolor después de cualquier tratamiento, es importante que te pongas en contacto con tu dentista de forma urgente.

Cáncer de boca

Si fumas, tienes un mayor riesgo de desarrollar cáncer. Esto se debe a que el tabaco dentro de los cigarrillos es cancerígeno: incluye sustancias químicas que pueden cambiar tu ADN y provocar cáncer. Un tipo al que puede conducir el tabaquismo es el cáncer de boca, del cual el tabaquismo es una de las principales causas. De hecho, más del 60% de los cánceres de boca están relacionados con el tabaquismo.

Es posible que tu dentista pueda detectar el cáncer de boca en sus etapas iniciales, por lo que es importante realizarse controles dentales regulares. Y cuanto antes se diagnostique, mayores serán sus posibilidades de recuperación.

Algunos síntomas clave que puede detectar incluyen:

  • Dolor en la boca
  • Hinchazones, bultos o protuberancias en los labios, las encías u otras áreas dentro de la boca
  • Úlceras en la boca que no desaparecen
  • Dificultad para masticar o tragar
  • Manchas blancas o rojas en la boca
  • Sangrado en la boca
  • Entumecimiento (pérdida de sensibilidad) en la boca

Estos síntomas no siempre son causados ​​por el cáncer de boca, pero si tiene alguno de estos, es importante que consultes a tu médico de cabecera o dentista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *