Implante Dental: Tipos, Tratamiento y Precio ¡Guía Completa!

tipos de implantes dentales
Índice

Implante dental ¿Qué es?

Un implante dental es un producto sanitario diseñado para reemplazar la raíz que falta y sostener el diente artificial en su lugar. Habitualmente, estos implantes dentales profesionales tienen una forma roscada y están fabricados con materiales biocompatibles. Estos materiales no causan reacciones de rechazo y permiten que el implante se una firmemente al hueso.

(Nuestra recomendación) Clínica tello - Clínica dental referente en Zaragoza

Debes acudir a la Clínica Tello si quieres mejorar tu salud bucal y tu calidad de vida. La Clínica Tello te ofrece soluciones a medida para tus necesidades dentales, ya sean de estética, restauración, ortodoncia o implantología. Además, te garantiza un trato profesional, humano y cercano, y te asesora sobre los mejores tratamientos para ti.

Es una clínica dental especializada en implantología, estética dental, odontopediatría, periodoncia, endodoncia y microcirugía mucogingival. Está ubicada en la Calle Ángela López Jiménez, nº 1 – local 1 (junto al Seminario de Vía Hispanidad) y tiene un horario de atención de lunes a viernes de 9 a 14h y 17 a 20h. Su número de teléfono es el 976 27 95 50 y su página web es www.clinicatello.es.

Abrió en 1985 y se hizo pionera en la implantología con el profesor Bränemark y su equipo. Su tasa de éxito en los implantes y las prótesis colocadas sobre ellos es del 98% y el 99%, respectivamente. También ofrece servicios como blanqueamientos dentales, cirugía oral y maxilofacial, endodoncia, laboratorios dentales, ortodoncia y pediátricos.

¿Cuándo se necesita un implante dental?

Se necesita un implante dental cuando se ha perdido una o varias piezas dentales por causas como:

  • Un traumatismo que haya extraído una pieza dental completa.
  • Una enfermedad que haya afectado y no se pueda reconstruir una pieza dental.
  • Una caries o infección que haya dañado una pieza dental.
  • Una mala higiene bucal que haya provocado la pérdida de tejido y hueso alrededor de la pieza dental.

Implante dental: Tipos

implante dental

Los implantes dentales son elementos quirúrgicos que se insertan en el hueso de la mandíbula o del cráneo y que sirven como raíces para uno o varios dientes artificiales. Existen diferentes tipos de implantes dentales según la técnica, el material, el método de colocación y el número de dientes artificiales que se pueden reemplazar. Algunos de los tipos más comunes son:

1. Implantes de carga inmediata

Los implantes de carga inmediata son un tipo de implante dental que permite colocar una prótesis dental fija sobre el implante en un plazo de tiempo más corto que los implantes convencionales. En este caso, la prótesis se coloca de forma inmediata o al cabo de unos pocos días tras la colocación del implante.

Los implantes de carga inmediata tienen algunas ventajas sobre otros tipos de implantes, como:

  • Permiten recuperar la función y la estética de los dientes perdidos en un solo día.
  • Facilitan la adaptación a la prótesis definitiva, que se puede colocar después de unos meses.
  • Mejoran la calidad de vida y la autoestima del paciente.

Sin embargo, también tienen algunas limitaciones, como:

  • Requieren una buena salud general y no fumar.
  • Pueden presentar complicaciones como infecciones o fracturas.
  • No se pueden usar para todos los tipos de implantes ni para todos los casos.

2. Implantes all on four y all on six

Los implantes all on four y all on six son dos técnicas de implantología oral que consisten en colocar una prótesis dental fija sobre cuatro o seis implantes dentales el mismo día de la intervención. Estas técnicas permiten recuperar la función y la estética de los dientes perdidos en un solo día, con una mayor estabilidad y calidad de vida.

Los implantes all on four y all on six tienen algunas ventajas sobre otros tipos de implantes, como:

  • Permiten adaptarse a diferentes tipos de pérdida ósea, desde leve hasta severa.
  • Facilitan la adaptación a la prótesis definitiva, que se puede colocar después de unos meses.
  • Mejoran la calidad de vida y la autoestima del paciente.

Sin embargo, también tienen algunas limitaciones, como:

  • Requieren una buena salud general y no fumar.
  • Pueden presentar complicaciones como infecciones o fracturas.
  • No se pueden usar para todos los tipos de implantes ni para todos los casos.

3. Implantes removibles

Los implantes removibles son un tipo de implante dental que se usa para sustituir todas las piezas dentales, creando una pieza para el maxilar superior y otra para la mandíbula o maxilar inferior. Estos implantes se fijan a los dientes que el paciente aún conserva en su boca mediante unas sujeciones metálicas y se pueden quitar y poner como una dentadura postiza, sin necesidad de cirugía ni pilar.

Los implantes removibles tienen algunas ventajas sobre otros tipos de implantes, como:

  • Son más económicos que los implantes fijos.
  • Son más cómodos que las dentaduras postizas tradicionales.
  • Permiten una mejor adaptación a la encía y a la mordida.
  • Mejoran la estética y la funcionalidad de los dientes.

Sin embargo, también tienen algunas limitaciones, como:

  • No se pueden usar para todos los tipos de implantes ni para todos los casos.
  • Pueden presentar problemas de ajuste o de desgaste.
  • Pueden afectar a la salud bucal o general del paciente.

4. Implantes yuxtaóseos, subperiósticos, fibrointegrados o subcrestales, sistema ISP

Los implantes yuxtaóseos, subperiósticos, fibrointegrados o subcrestales, sistema ISP son un tipo de implante dental que se coloca entre el hueso del maxilar y el tejido gingival, aprovechando el espacio existente. Estos implantes se usan cuando hay poco hueso disponible o cuando se quiere evitar la pérdida ósea.

Los implantes yuxtaóseos, subperiósticos, fibrointegrados o subcrestales, sistema ISP tienen algunas ventajas sobre otros tipos de implantes, como:

  • Son más económicos que los implantes convencionales.
  • Son más estéticos que los implantes convencionales.
  • Permiten una mayor estabilidad y resistencia.
  • Mejoran la calidad de vida y la autoestima del paciente.

Sin embargo, también tienen algunas limitaciones, como:

  • No se pueden colocar prótesis por delante de ellos.
  • Pueden presentar complicaciones como infecciones o fracturas.
  • Pueden afectar a la salud bucal o general del paciente.

5. Implantes endoóseos o intraóseos

Los implantes endoóseos o intraóseos son un tipo de implante dental que se coloca en el interior del hueso de la mandíbula o del cráneo, sin necesidad de perforarlo. Estos implantes se fijan a través del hueso del maxilar en la apófisis pterigomaxilar del esfenoides, que es una parte del cráneo donde hay más densidad ósea. De esta manera, los implantes endoóseos aprovechan el espacio existente y se mantienen mejor durante más tiempo.

Los implantes endoóseos tienen algunas ventajas sobre otros tipos de implantes, como:

  • Son más estéticos que los implantes convencionales.
  • Son más económicos que los implantes convencionales.
  • Permiten una mayor estabilidad y resistencia.
  • Mejoran la calidad de vida y la autoestima del paciente.

Sin embargo, también tienen algunas limitaciones, como:

  • No se pueden colocar prótesis por delante de ellos.
  • Pueden presentar complicaciones como infecciones o fracturas.
  • Pueden afectar a la salud bucal o general del paciente.

6. Implantes cigomáticos

Los implantes cigomáticos son un tipo de implante dental que se colocan directamente en el hueso del pómulo o del malar, que es una parte del cráneo donde hay más densidad ósea. Estos implantes se fijan a través del hueso del maxilar en la apófisis pterigomaxilar del esfenoides, que es una parte del cráneo donde hay más densidad ósea. De esta manera, los implantes cigomáticos aprovechan el espacio existente y se mantienen mejor durante más tiempo.

Los implantes cigomáticos tienen algunas ventajas sobre otros tipos de implantes, como:

  • Son más estéticos que los implantes convencionales.
  • Son más económicos que los implantes convencionales.
  • Permiten una mayor estabilidad y resistencia.
  • Mejoran la calidad de vida y la autoestima del paciente.

Sin embargo, también tienen algunas limitaciones, como:

  • No se pueden colocar prótesis por delante de ellos.
  • Pueden presentar complicaciones como infecciones o fracturas.
  • Pueden afectar a la salud bucal o general del paciente.

7. Implantes angulados

Los implantes angulados son un tipo de implante dental que se colocan en un ángulo determinado respecto al plano de masticación, en lugar de perpendicular. Estos implantes se fijan a través del hueso del maxilar o del cráneo, aprovechando el espacio existente y se mantienen mejor durante más tiempo.

Artículo Recomendado:
Cuidados para prevenir las caries

Los implantes angulados tienen algunas ventajas sobre otros tipos de implantes, como:

  • Son más estéticos que los implantes convencionales.
  • Son más económicos que los implantes convencionales.
  • Permiten una mayor estabilidad y resistencia.
  • Mejoran la calidad de vida y la autoestima del paciente.

Sin embargo, también tienen algunas limitaciones, como:

  • No se pueden colocar prótesis por delante de ellos.
  • Pueden presentar complicaciones como infecciones o fracturas.
  • Pueden afectar a la salud bucal o general del paciente.

Leer también: 10 Mejores Irrigadores Dentales del Mercado

8. Implantes Pterigoideos

Los implantes pterigoideos son un tipo de implante dental que se usa en el maxilar superior cuando hay una pérdida de hueso severa, pero que no está indicado un injerto óseo. Estos implantes se fijan a través del hueso del maxilar en la apófisis pterigomaxilar del esfenoides, que es una parte del cráneo donde hay más densidad ósea. De esta manera, los implantes pterigoideos aprovechan el espacio existente y se mantienen mejor durante más tiempo.

Los implantes pterigoideos tienen algunas ventajas sobre otros tipos de implantes, como:

  • Son más largos y permiten una mayor estabilidad.
  • Se colocan con una inclinación que puede llegar a ser de 45 grados.
  • Se comportan como un implante convencional para dar soporte a la prótesis dental.

Sin embargo, también tienen algunas limitaciones, como:

  • No se pueden colocar prótesis por delante de ellos.
  • Se requieren uno o dos implantes previos en la región premolar.
  • Pueden presentar complicaciones como infecciones o fracturas.

9. Implantes mini

tipos de implante dental

Los implantes mini son un tipo de implante dental que se colocan con un diámetro menor que el de los implantes convencionales, lo que permite una mayor estética y una menor invasión. Estos implantes se fijan a través del hueso del maxilar o del cráneo, aprovechando el espacio existente y se mantienen mejor durante más tiempo.

Los implantes mini tienen algunas ventajas sobre otros tipos de implantes, como:

  • Son más estéticos que los implantes convencionales.
  • Son más económicos que los implantes convencionales.
  • Permiten una mayor estabilidad y resistencia.
  • Mejoran la calidad de vida y la autoestima del paciente.

Sin embargo, también tienen algunas limitaciones, como:

  • No se pueden colocar prótesis por delante de ellos.
  • Pueden presentar complicaciones como infecciones o fracturas.
  • Pueden afectar a la salud bucal o general del paciente.

10. Implante dental endosteal

Un implante dental endosteal es un tipo de implante dental que se coloca en el hueso maxilar, sin necesidad de perforarlo. Estos implantes se fijan a través del hueso del maxilar en la apófisis pterigomaxilar del esfenoides, que es una parte del cráneo donde hay más densidad ósea. De esta manera, los implantes endosteales aprovechan el espacio existente y se mantienen mejor durante más tiempo.

Los implantes endosteales tienen varias ventajas sobre otros tipos de implantes, como:

  • Son más estéticos que los implantes convencionales.
  • Son más económicos que los implantes convencionales.
  • Permiten una mayor estabilidad y resistencia.
  • Mejoran la calidad de vida y la autoestima del paciente.

Sin embargo, también tienen algunas limitaciones, como:

  • No se pueden colocar prótesis por delante de ellos.
  • Pueden presentar complicaciones como infecciones o fracturas.
  • Pueden afectar a la salud bucal o general del paciente.

11. Implante dental unitario

Un implante dental unitario es un tipo de implante dental que se coloca en el hueso de la mandíbula o del cráneo, sin necesidad de perforarlo. Estos implantes se fijan a través del hueso del maxilar en la apófisis pterigomaxilar del esfenoides, que es una parte del cráneo donde hay más densidad ósea. De esta manera, los implantes unitarios aprovechan el espacio existente y se mantienen mejor durante más tiempo.

Los implantes unitarios tienen algunas ventajas sobre otros tipos de implantes, como:

  • Son más estéticos que los implantes convencionales.
  • Son más económicos que los implantes convencionales.
  • Permiten una mayor estabilidad y resistencia.
  • Mejoran la calidad de vida y la autoestima del paciente.

Sin embargo, también tienen algunas limitaciones, como:

  • No se pueden colocar prótesis por delante de ellos.
  • Pueden presentar complicaciones como infecciones o fracturas.
  • Pueden afectar a la salud bucal o general del paciente.

12. Puente implanto-soportado

Un puente implanto-soportado es un tipo de prótesis dental que se coloca sobre implantes dentales, que son piezas metálicas que se fijan al hueso de la mandíbula o del cráneo. Estos implantes sirven como pilares para sostener el puente, que es una pieza fija que reemplaza los dientes perdidos. El puente implanto-soportado tiene varias ventajas, como:

  • Es más estético que los puentes convencionales.
  • Es más económico que los puentes convencionales.
  • Permite una mayor estabilidad y resistencia.
  • Mejora la calidad de vida y la autoestima del paciente.

Sin embargo, también tiene algunas limitaciones, como:

  • No se pueden colocar prótesis por delante de ellos.
  • Pueden presentar complicaciones como infecciones o fracturas.
  • Pueden afectar a la salud bucal o general del paciente.

13. Implante de arcada completa

Un implante de arcada completa es un tipo de prótesis dental que se coloca sobre implantes dentales, que son piezas metálicas que se fijan al hueso de la mandíbula o del cráneo. Estos implantes sirven como pilares para sostener la arcada completa, que es una pieza fija que reemplaza todos los dientes perdidos. El implante de arcada completa tiene varias ventajas, como:

  • Es más estético que las prótesis convencionales.
  • Es más económico que las prótesis convencionales.
  • Permite una mayor estabilidad y resistencia.
  • Mejora la calidad de vida y la autoestima del paciente.

Sin embargo, también tiene algunas limitaciones, como:

  • No se pueden colocar prótesis por delante de ellos.
  • Pueden presentar complicaciones como infecciones o fracturas.
  • Pueden afectar a la salud bucal o general del paciente.

14. Dientes artificiales fijos

Los dientes artificiales fijos son un tipo de prótesis dental que se colocan sobre implantes dentales, que son piezas metálicas que se fijan al hueso de la mandíbula o del cráneo. Estos implantes sirven como pilares para sostener los dientes artificiales, que son piezas de metal, cerámica o porcelana que reemplazan los dientes naturales perdidos o dañados. Los dientes artificiales fijos tienen varias ventajas, como:

  • Son más estéticos que las prótesis convencionales.
  • Son más económicos que las prótesis convencionales.
  • Permiten una mayor estabilidad y resistencia.
  • Mejoran la calidad de vida y la autoestima del paciente.

Sin embargo, también tienen algunas limitaciones, como:

  • No se pueden colocar prótesis por delante de ellos.
  • Pueden presentar complicaciones como infecciones o fracturas.
  • Pueden afectar a la salud bucal o general del paciente.

Los dientes artificiales fijos son una técnica implantológica avanzada que requiere conocimientos anatómicos y experiencia quirúrgica. El paciente debe seguir unas indicaciones específicas antes y después de la intervención, como evitar el tabaco, el alcohol y los alimentos duros o calientes.

15. Prótesis dentales atornilladas en implantes

Las prótesis dentales atornilladas en implantes son un tipo de prótesis dental que se colocan sobre implantes dentales, que son piezas metálicas que se fijan al hueso de la mandíbula o del cráneo. Estos implantes sirven como pilares para sostener la prótesis dental, que es una pieza de metal, cerámica o porcelana que reemplaza los dientes naturales perdidos o dañados. Las prótesis dentales atornilladas en implantes tienen varias ventajas, como:

  • Son más estéticas que las prótesis convencionales.
  • Son más económicas que las prótesis convencionales.
  • Permiten una mayor estabilidad y resistencia.
  • Mejoran la calidad de vida y la autoestima del paciente.

Sin embargo, también tienen algunas limitaciones, como:

  • No se pueden colocar prótesis por delante de ellos.
  • Pueden presentar complicaciones como infecciones o fracturas.
  • Pueden afectar a la salud bucal o general del paciente.

16. Prótesis dentales removibles

Las prótesis dentales removibles son un tipo de prótesis dental que se colocan sobre los dientes naturales o sobre implantes dentales, que son piezas metálicas que se fijan al hueso de la mandíbula o del cráneo. Estas prótesis sirven para reemplazar los dientes naturales perdidos o dañados, y permiten recuperar la función y la estética de la boca. Las prótesis dentales removibles tienen varias ventajas, como:

  • Son más económicas que las prótesis fijas.
  • Permiten una mayor movilidad y facilidad de limpieza.
  • Mejoran la calidad de vida y la autoestima del paciente.

Sin embargo, también tienen algunas limitaciones, como:

  • Pueden presentar complicaciones como infecciones o fracturas.
  • Pueden afectar a la salud bucal o general del paciente.
  • Pueden requerir ajustes periódicos.

Leer también: Descalcificación Dental: Cómo Prevenir y Tratar la Pérdida de Esmalte Dental

Implante dental precio

El precio de un implante dental puede variar según varios factores, como el tipo de implante, la calidad de los materiales, la experiencia del implantólogo, la clínica donde se realiza el tratamiento o la zona donde se encuentra el paciente. Según una estimación basada en los precios de más de 50 clínicas de España, el precio medio de un implante dental unitario en 2023 se sitúa en los 1.550 euros. Este precio incluye el tratamiento completo: cirugía, tornillo y corona dental.

Precio del implante dental por tipo

Sin embargo, este precio puede variar según el tipo de implante que se elija. Existen diferentes tipos de implantes dentales, como los convencionales, los cigomáticos o los híbridos. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas, y su precio también puede ser diferente. Por ejemplo:

  • Los implantes convencionales son los más comunes y consisten en colocar un injerto de titanio sobre el hueso maxilar. Su precio puede oscilar entre 900 euros y 1.300 euros por unidad.
  • Los implantes cigomáticos son una alternativa a los convencionales cuando hay dificultad para colocarlos o cuando se quiere preservar el hueso natural. Consisten en colocar un injerto de titanio sobre una pieza metálica que se fija al hueso mediante un tornillo. Su precio puede oscilar entre 1.500 euros y 2.000 euros por unidad.
  • Los implantes híbridos son una combinación de implantes convencionales y cigomáticos que ofrecen una mayor estabilidad y resistencia al injerto. Su precio puede oscilar entre 2.000 euros y 3.000 euros por unidad.
Artículo Recomendado:
¿Cómo influye la cocina en freidora de aire en nuestra dentadura?

Precio del implante dental unitario

Además del precio del implante dental unitario, hay que tener en cuenta otros costes que pueden aumentar el importe total del tratamiento, como:

  • El coste del estudio implantológico, que es el diagnóstico previo al tratamiento y que suele tener un valor entre 86,5 euros y 200 euros, dependiendo de la clínica.
  • El coste del pilar, que es la pieza que conecta el cuerpo del implante con la corona y que suele tener un valor entre 300 euros y 500 euros, dependiendo del material.
  • El coste de la corona, que es la pieza que cubre el implante y que suele tener un valor entre 500 euros y 1.000 euros, dependiendo del material.
  • El coste de los aditamentos protésicos, que son las piezas que se colocan sobre los dientes naturales para mejorar su estética o su función, como coronas, prótesis o ortodoncia. Su precio puede variar según el número y la complejidad de las piezas necesarias.
  • El coste del mantenimiento implantológico, que es el seguimiento periódico del tratamiento para asegurar su correcta funcionamiento y evitar complicaciones. Su precio suele tener un valor entre 74,5 euros y 200 euros, dependiendo de la clínica.

Diagnóstico y plan de tratamiento del implante dental

El diagnóstico y plan de tratamiento del implante dental es una fase fundamental para asegurar el éxito y la satisfacción del paciente. En esta fase, el especialista en implantología realiza al paciente las siguientes actividades:

Exploración y radiografías

El especialista realiza una exploración clínica y radiográfica para evaluar el estado de la cavidad oral del paciente y la cantidad de hueso disponible. De esta manera, el dentista tendrá una imagen muy clara de qué tipo de implante usar y dónde colocarlo. También podrá detectar posibles problemas como caries, infecciones, fracturas o malposiciones que puedan afectar al tratamiento.

Estudio periodontal

El especialista realiza un estudio periodontal para valorar el estado de salud bucal del paciente. El estudio periodontal incluye una revisión de los tejidos blandos que rodean los dientes naturales, una evaluación de la presencia y extensión de las enfermedades periodontales (gummas, periodontitis, etc.) y una estimación del número y localización de los dientes naturales que pueden ser reemplazados por implantes.

Estudio radiográfico

El especialista realiza un estudio radiográfico para obtener información sobre la anatomía y la estructura ósea del paciente. El estudio radiográfico incluye una radiografía periapical, que muestra el hueso alrededor del canal radicular del diente natural; una radiografía transversal, que muestra el hueso alrededor del diente natural; una radiografía axial, que muestra el hueso alrededor del diente natural; y una radiografía coronal, que muestra el hueso alrededor del diente natural.

Planificación protésica

El especialista elabora un plan protésico basado en los resultados de las exploraciones y los estudios realizados. El plan protésico incluye la definición del número, tipo, posición y orientación de los implantes dentales que se van a colocar; la elección del tipo de prótesis dentaria que se va a colocar sobre los implantes (corona, cono o barra); la estimación del tiempo y el costo del tratamiento; y la indicación de otros tratamientos complementarios que puedan ser necesarios (periodontal, restauradores, etc.).

Colocación de la prótesis

En esta fase, el especialista coloca sobre el implante la pieza dentaria que reemplaza al diente natural perdido o dañado. Esta pieza puede ser una corona (para los dientes superiores), un cono (para los dientes inferiores) o una barra (para los dientes mixtos). La prótesis debe adaptarse perfectamente al implante y al hueso para garantizar una buena estabilidad y resistencia.

Cuidados de los implantes dentales

En esta fase, el especialista realiza las revisiones anuales para verificar que los implantes estén bien integrados al hueso y a la prótesis. También le indica al paciente cómo cuidar sus implantes para evitar complicaciones como infecciones o fracturas.

Beneficios y ventajas del implante dental

implantes dentales antes y despues

El implante dentale tiene varios beneficios y ventajas, como:

  • Son permanentes y duraderos: Los implantes dentales no se pueden quitar ni reemplazar, por lo que no hay riesgo de perderlos o dañarlos. Además, los implantes dentales tienen una alta resistencia y durabilidad, que pueden superar los 90% en períodos de 20-30 años.
  • Se ven y funcionan como dientes naturales: Los implantes dentales se adaptan perfectamente al hueso y a la prótesis que se coloca sobre ellos, por lo que no se nota su presencia ni afectan a la masticación ni al habla. Los implantes dentales también permiten una mayor estética y funcionalidad de la boca.
  • Pueden prevenir la pérdida del hueso: Los implantes dentales evitan la pérdida ósea al mantener el hueso en contacto con el implante. Esto ayuda a conservar el hueso y a evitar problemas como el desplazamiento de los dientes adyacentes o el deterioro del alvéolo.
  • No tienen ningún límite sobre lo que se come: Los implantes dentales no interfieren con la alimentación ni con la higiene bucal, por lo que se puede comer cualquier tipo de comida sin problemas. Además, los implantes dentales no pueden causar caries ni infecciones en los tejidos blandos.
  • Son costo-efectivos: Los implantes dentales son una solución más económica que otras alternativas como las prótesis postizas o los puentes dentales. Los implantes dentales tienen un bajo costo inicial y requieren menos revisiones y cuidados que otras opciones. Además, los implantes dentales pueden tener un retorno de la inversión en poco tiempo.

¿Cómo se hace el implante dental?

Los implantes dentales se fabrican a través de un proceso de maquinado en tornos de control numérico computarizados de precisión micrónica y alta especialización. Cada pieza de titanio se inspecciona meticulosamente en el laboratorio con lupas micrométricas que permiten mantener un control de calidad exhaustivo.

El proceso para colocar implantes dentales habitualmente incluye las siguientes fases:

Fase inicial

estudio radiográfico y planificación del caso de implantes dentales. En esta fase, el especialista en implantología realiza al paciente las revisiones clínicas y los estudios necesarios para evaluar la situación actual de su boca. Estos estudios incluyen exámenes periodontales, radiografías, escáneres 3D, impresiones dentales y una revisión de su historial médico. El especialista debe determinar si el paciente está en buenas condiciones para someterse a la cirugía de implante, cuántos implantes necesita y qué tipo de intervención es más adecuada (cirugía tradicional o carga inmediata).

Fase quirúrgica

primera y segunda fase. En esta fase, el especialista realiza la primera y segunda fase de la cirugía. La primera fase consiste en hacer una pequeña incisión en la encía del paciente, separar los tejidos blandos que cubren el hueso donde se va a colocar el implante, labrar en el hueso la forma del implante con unas fresas y un motor especializado, colocar el implante o raíz artificial con su pilar o tapón de cierre y cerrar la herida con unos puntos de sutura. La segunda fase consiste en hacer una pequeña incisión en la encía del paciente, extraer los puntos de sutura que sujetan el implante al hueso y retirarlos con cuidado.

Fase protésica

En esta fase, el especialista coloca sobre el implante la pieza dentaria que reemplaza al diente natural perdido o dañado. Esta pieza puede ser una corona (para los dientes superiores), un cono (para los dientes inferiores) o una barra (para los dientes mixtos). La prótesis debe adaptarse perfectamente al implante y al hueso para garantizar una buena estabilidad y resistencia.

Fase de mantenimiento

revisiones anuales. En esta fase, el especialista realiza las revisiones anuales para verificar que los implantes estén bien integrados al hueso y a la prótesis. También le indica al paciente cómo cuidar sus implantes para evitar complicaciones como infecciones o fracturas.

¿De qué partes se compone un implante dental?

Los implantes dentales se componen de tres partes principales: el implante, el pilar y la corona.

  • El implante es el dispositivo que se fija al hueso mediante un tornillo de titanio o de otro material biocompatible. El implante tiene forma cilíndrica y está tratado para favorecer su integración ósea.
  • El pilar es la pieza que conecta el cuerpo del implante con la corona. Su función es prolongar el cuerpo del implante sobre los tejidos blandos y facilitar su colocación.
  • La corona es la pieza que cubre el implante y se adapta a la forma del diente natural. La corona puede ser de diferentes materiales, como cerámica, zirconio o metal.

Materiales del implante dental

Los materiales más utilizados en los implantes dentales son el titanio y el zirconio. Estos materiales tienen las siguientes ventajas:

  • El titanio es un metal resistente, duradero y biocompatible, que no reacciona al contacto con los dientes o las encías. El titanio también tiene una buena estética y una alta capacidad de adaptación a las condiciones óseas.
  • El zirconio es una aleación de oxígeno y nitrógeno que tiene una apariencia similar a la cerámica, pero con mayor resistencia mecánica y menor riesgo de fractura. El zirconio también es más económico que la cerámica.
Artículo Recomendado:
¡Recupera tu sonrisa en la clínica dental en Madrid!

¿Cuál es el mejor tipo de implante dental?

El tipo de implante dental más recomendado depende de varios factores, como la cantidad y calidad del hueso disponible, la ubicación del diente perdido, el tipo de prótesis deseada y las preferencias del paciente. En general, los implantes dentales endoóseos son el tipo más común y ofrecen una alta tasa de éxito. Los implantes dentales endoóseos son aquellos que se insertan directamente en el hueso sin necesidad de hacer incisiones o perforaciones previas.

Qué hacer tras una cirugía de un implante dental

Después de una cirugía de implantes dentales, es importante seguir unas pautas de cuidado y higiene para favorecer la cicatrización y la integración del implante con el hueso. Algunas de las recomendaciones son las siguientes:

  • Aplicar frío en la zona del implante dental, de forma intermitente, durante las primeras 48 horas después de la cirugía. Esto ayuda a reducir la inflamación y el dolor.
  • No fumar ni consumir alcohol durante las primeras 72 horas después de la cirugía. Estos hábitos pueden afectar negativamente a la cicatrización y aumentar el riesgo de infecciones.
  • No cepillarse ni enjuagarse la boca tras las primeras horas después de la cirugía. Esto puede provocar sangrado, irritación o daño en los tejidos blandos.
  • No ingerir alimentos ni bebidas calientes, ya que pueden causar molestias, inflamación o alterar el proceso de cicatrización. Se recomienda seguir una dieta blanda y fría durante las primeras 24 horas después de la cirugía, y luego ir incorporando alimentos sólidos poco a poco.
  • No masticar ni escupir sobre el área donde se realizó la cirugía durante las primeras 24 horas después de la cirugía. Esto puede interferir con la coagulación del sangrado y favorecer infecciones.
  • Mantener una buena higiene oral de la zona del implante dental, usando un cepillo suave y un enjuague bucal antiséptico. Se debe evitar usar productos abrasivos, perfumados o con alcohol que puedan irritar o dañar el implante.
  • Acudir a todas las revisiones prescritas por el especialista en implantología para evaluar el estado del implante, del hueso y de la prótesis. Estas revisiones pueden ser periódicas (entre 6 y 12 meses) o urgentes (si se presentan complicaciones como sangrado, dolor, infección o pérdida del implante).

Posibles riesgos del implante dental

Los implantes dentales tienen varios beneficios y ventajas, pero también pueden presentar algunos riesgos y complicaciones que hay que tener en cuenta antes de someterse a esta intervención. Algunos de los posibles riesgos del implante dental son los siguientes:

  • Infección: Es la complicación más frecuente y grave que puede ocurrir tras la colocación de un implante dental. La infección puede afectar al hueso, al implante, a la prótesis o a los tejidos blandos. La infección puede ser causada por bacterias que entran en contacto con la herida quirúrgica, por el uso de antibióticos inadecuados o por una mala higiene bucal. Los síntomas de la infección pueden incluir dolor, inflamación, enrojecimiento, calor, pus o fiebre.
  • Rechazo: Es la reacción del organismo ante el implante dental que impide su integración ósea. El rechazo puede ser causado por factores genéticos, inmunológicos o ambientales. El rechazo puede manifestarse como una pérdida del injerto (la parte del implante que se fija al hueso), una inflamación e infección del tejido alrededor del injerto o una pérdida de la prótesis.
  • Fractura: Es la rotura del injerto o del hueso debido a un traumatismo, una mala colocación o una falta de resistencia. La fractura puede provocar dolor intenso, sangrado y pérdida del injerto o del hueso. La fractura puede ser detectada mediante radiografías periódicas y tratada con cirugía.
  • Hematomas: Son lesiones inflamatorias causadas por el sangrado durante o después de la cirugía. Los hematomas pueden aparecer en la zona del implante dental, en el seno maxilar o en otras partes del cuerpo. Los hematomas pueden causar dolor, hinchazón y dificultad para abrir la boca.
  • Perturbaciones neurosensoriales: Son alteraciones en los nervios que transmiten sensaciones desde el diente natural al cerebro. Las perturbaciones neurosensoriales pueden afectar a la sensibilidad, al gusto o al olfato. Las perturbaciones neurosensoriales pueden ser causadas por una mala colocación del implante dental, por una mala adaptación de la prótesis o por una mala higiene bucal.

Rechazo al implante dental

implantes dentales - rechazo

El rechazo al implante dental es una complicación poco frecuente pero grave que puede ocurrir tras la colocación de un implante dental. El rechazo al implante dental se produce cuando el organismo no acepta el injerto (la parte del implante que se fija al hueso) y lo rechaza, provocando una pérdida del injerto, una inflamación e infección del tejido alrededor del injerto o una pérdida de la prótesis.

Causas

El rechazo al implante dental puede tener varias causas, entre las que se encuentran:

  • Factores genéticos: Algunas personas tienen una predisposición a desarrollar un sistema inmunológico más activo y sensible, que puede reaccionar de forma exagerada ante el injerto y causar su rechazo.
  • Factores inmunológicos: Algunas enfermedades o afecciones autoinmunes, como la artritis reumatoide o la diabetes, pueden afectar al funcionamiento del sistema inmunológico y dificultar la integración del injerto con el hueso.
  • Factores ambientales: Algunos factores externos, como el tabaquismo, el alcoholismo o el estrés, pueden alterar el equilibrio del sistema inmunológico y favorecer el rechazo del injerto.
  • Factores quirúrgicos: Algunos errores o complicaciones durante la cirugía de colocación del implante pueden provocar una mala colocación, una mala adaptación o una mala higiene del injerto, lo que puede generar un rechazo.

Síntomas del implante dental

Los síntomas de rechazo al implante dental pueden variar según el tipo y la localización del implante, pero algunos de los más comunes son:

  • Movilidad del implante: Es la sensación de que el implante se mueve o se desplaza dentro de la boca. Esto puede deberse a una mala osteointegración entre el injerto y el hueso, o a una mala adaptación de la prótesis.
  • Dolor: Es la sensación de malestar o molestia en la zona donde se ha realizado la cirugía. El dolor puede ser leve o intenso, y puede aparecer en cualquier momento. El dolor puede deberse a una inflamación e infección del tejido alrededor del injerto, o a una irritación por los alimentos o las bebidas.
  • Infección: Es la presencia de pus o líquido amarillento en la zona donde se ha realizado la cirugía. La infección puede ser causada por bacterias que entran en contacto con la herida quirúrgica, por el uso de antibióticos inadecuados o por una mala higiene bucal. La infección puede provocar fiebre, escalofríos, mal olor y malestar general.

Tratamiento del implante dental

Si se presentan estos síntomas después de haberse realizado un implante dental, es importante consultar con el especialista lo antes posible para evaluar el estado del injerto y decidir qué hacer. El tratamiento para tratar el rechazo al implante dental puede variar según cada caso, pero algunas opciones son las siguientes:

  • Retirada del injerto: Consiste en extraer el injerto infectado y limpiar bien la zona afectada. Se debe eliminar también cualquier tejido dañado por la infección. Se debe aplicar un antibiótico local para prevenir nuevas infecciones.
  • Colocación de un nuevo injerto: Consiste en retirar el antiguo injerto infectado y colocar uno nuevo sobre el mismo lugar. Se debe asegurar que el nuevo injerto sea bien fijado al hueso y que tenga una buena adaptación con la prótesis.
  • Colocación de un nuevo prótesis: Consiste en retirar la antigua prótesis infectada y colocar una nueva sobre el mismo lugar. Se debe asegurar que la nueva prótesis sea bien ajustada a los dientes naturales y que tenga una buena estética.

Leer también: Empaste Dental - Precios, Procedimiento y Cuidados

¿Los implantes dentales cuanto duran?

El implante dental puede durar toda la vida, siempre que se mantenga una buena higiene y se realice un seguimiento periódico por parte del especialista en implantología.

La duración de un implante dental depende de varios factores, como el tipo de implante, la calidad del material, la salud bucal del paciente y los cuidados posteriores al procedimiento. En general, un implante dental puede durar entre 10 y 20 años, pero con los cuidados adecuados, puede durar incluso más tiempo.

La corona dental es la pieza que cubre el implante y que se adapta a la forma del diente natural. La corona dental suele durar entre 10 y 15 años, pero puede requerir ser reemplazada si se desgasta o se daña por algún motivo.

¿Los implantes dentales duelen?

Los implantes dentales no causan dolor al morder en condiciones normales, ya que se fijan al hueso y una vez finalizado el proceso de cicatrización (oseointegración) funcionan como una pieza dental más. Son totalmente indoloros al masticar o en cualquier otra función normal de los mismos.

Sin embargo, es posible que algunas personas sientan un dolor normalmente moderado durante o después de la cirugía para colocar los implantes dentales, debido a la anestesia local y a la precisión del procedimiento. Este dolor suele durar unos días y se puede tratar con medicamentos.

También es posible que algunas personas sientan un dolor más intenso o persistente después de la cirugía, debido a posibles complicaciones como el aflojamiento del tornillo del implante, la infección o el rechazo del implante, el daño en el nervio tras la cirugía o una mala higiene bucal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir